La fortuna sonríe a los valientes

Fortuna

La fortuna sonríe a los valientes

Versos de la epopeya latina La Eneida (Verso CCLXXXIV del libro X)

Fortuna

Dentro de las creencias mitológicas de la antigua Roma, era el nombre de la diosa de la suerte, tanto la buena como la mala; una deidad encargada de distribuir los bienes y los males en todos los acontecimientos. Era casi siempre vista desde una perspectiva fasta (positiva); sin embargo, podía convertirse en dubia (dudosa), brevis (breve) y mala.

¿Y a quiénes sonreía esta diosa, considerada por muchos como la más caprichosa del Olimpo romano? Según el poeta Virgilio, favorecía a las personas que con valentía y entereza afrontaban las situaciones difíciles o peligrosas de su vida.

Lo que es un hecho es que, si quieres que la dicha te sonría, atrévete, sé valiente, confía en tus capacidades, enfrenta tus miedos e inseguridades; estos son ingredientes vitales para conseguir grandes resultados.

La traducción de esta frase proviene del latín «Audaces fortuna iuvat», sin embargo, el original es «Audentes fortuna iuvat»: “A los osados sonríe la fortuna”. Aunque similar, el significado no es idéntico. – Wikiquote

Comentarios